Formacion de equipos

trabajoenequipoi

El desafió de los líderes organizacionales consiste en crear escenarios de libertad  en el que pueda aparecer la inteligencia emocional colectiva del equipo liderado, sin disminuir la inteligencia individual. 

Aceptarnos a nosotros mismos tal como somos en la realidad, es el primer paso para transformar el equipo de trabajo,  a un equipo de alto rendimiento y resultados óptimos. 

Supervisar significa ejercer una  visión más profunda , lo cual nos lleva a la idea de una visión completa del equipo, y de los procesos.

Sin embargo, antes de hablar de supervisión primero debemos tomar en cuenta aspectos generales sobre liderazgo.

El líder debe entender y comprender el sistema del que forma parte, debe capacitarse, para ver más allá de lo superficial y de lo inmediato, y debe percibir cómo los hechos se encadenan mediante patrones de responsabilidad más profundos.

En los últimos años, el liderazgo ha experimentado grandes cambios. 

Las funciones de mando y control han dado paso a un modelo, que se basa en un propósito una visión que marca el futuro de la organización, la visión para determinar el camino a seguir por el equipo, hacia dónde vamos, a aplicar los valores que nos guíen a un futuro exitoso y sostenible. 

El siguiente ejemplo muestra cómo, un supervisor de una organización industrial lidera un grupo compuesto por  personas de distintas generaciones, con variados niveles de formación con diferentes compromisos con diversas experiencias de campo. 

Podemos decir que el supervisor tiene bajo su responsabilidad un equipo de trabajo, al que hay que transformar y desarrollar en un equipo de personas, que cooperen y crezcan personalmente , para su propio bienestar  y el de los demás y para cumplir con objetivos técnicos, formativos,  mejorar su rendimiento  y  los objetivos de calidad. 

De entrada las preguntas básicas a realizar son: 

¿Cuál es el objetivo básico de la organización? Misión de la empresa 

¿Dónde queremos estar en el futuro? Visión de la empresa 

¿Por qué queremos estar allí? 

¿Cómo podemos lograrlo? 

Las respuestas pueden ser variadas, lo importante es diseñar la plataforma de acción del objetivo que se quiere alcanzar y lograrlo. 

En una segunda oportunidad, debemos evaluar: 

¿Con qué recursos cuenta el equipo para alcanzar el objetivo? 

¿Cuáles son las fortalezas que tenemos como equipo y cuáles son nuestras debilidades ? ¿Cuales son las oportunidades y las amenazas que nos circundan. 

Análisis F.O.D.A. 

¿Qué posibles riesgos debemos enfrentar? 

¿Tenemos un plan de acción? 

El liderazgo empieza con una visión. 

Ésta visión inspira a actuar y relaciona a otros a la acción de equipo. 

Tener visión significa saber cuál es el objetivo y en qué dirección y etapa se encuentra. 

Hecha esta identificación, el paso siguiente es compartir esta visión. 

El líder inspira a  otros y construye con ellos, con la visión clara y objetiva. 

Al llegar a esta parte, quien lidera el grupo debe suprimir las marcas de las personas, y ver su potencial y posibilidades antes que sus limitaciones. 

Para liderar un grupo de personas cuya característica es la diversidad, el supervisor debe trabajar en las siguientes recomendaciones: 

Desarrollar confianza en si mismo. 

Tratar a las personas con el respeto, con que quisiéramos que nos trataran. 

Extraer lo mejor de cada miembro, enfocado en el objetivo y viendo el potencial de su persona y del equipo del cual forma parte. 

Colaborar con los participantes en su proceso transformacional, y alentar el cambio. 

Motivar a ser pro activos y pro positivos a los participantes de su equipo. 

Dedicar tiempo a escuchar. 

Aplicar empatia en sus relaciones laborales. 

Ser capaz de negociar y resolver conflictos. 

Aplicar justicia, para que todos experimenten un ambiente de ecuanimidad que contagie valores positivos. 

Establecer vínculos, cultivar y mantener buena armonía en sus relaciones humanas, para lograr un  equipo de mejor rendimiento. 

Sin embargo, el liderazgo no sera efectivo si el líder no ha echo anteriormente su trabajo personal, desarrollando sus competencias personales de la inteligencia emocional, algunas de las cuales son: 

Auto conocimiento;  de ese modo podrá conocer a los miembros de su equipo. 

Controlar sus emociones. 

Perfeccionar sus habilidades de auto-gestión. 

Integridad, honestidad y sinceridad. 

Desarrollar flexibilidad, y adaptabilidad. 

Motivar para cumplir criterios de excelencia. 

Tener iniciativa y optimismo. 

El trabajo no termina tenemos que seguir superando las diferentes limitaciones que tenemos en las relaciones con los miembros de nuestro equipo. 

Seguiremos en seguida.